¿Tienes pensado comprarte una casa y necesitas una hipoteca? Si es la primera vez que te encuentras en esta situación y te estas informado de las diferentes opciones que tienes puede que tengas la cabeza hecha un lío con tanta información. En este post te aclaramos todas tus dudas en relación con las hipotecas.

¿Conoces que tipo de hipotecas hay?

Existen diferentes tipos de hipotecas, pero todas ellas tienen en común que son un contrato con una entidad bancaria con la cual nos dan financiación para comprar la vivienda. La particularidad de las hipotecas es que la garantía del préstamo es del propio inmueble y quedará en manos del deudor mientras este paga la deuda.

Los principales tipos de hipotecas que las personas solicitan para adquirir sus viviendas se resumen en hipoteca a tipo fijo, hipoteca a tipo variable e hipoteca mixta.

Conoce el valor de tu vivienda GRATIS

En solo 3 pasos y en menos de 1 minuto

Hipoteca a tipo fijo

La característica principal de este tipo de hipotecas es que el tipo de interés será el mismo durante todos los años que se esté pagando el préstamo. Es decir, son estables y no se ven afectadas por las subidas y bajadas del euríbor, que es el principal índice de referencia de las hipotecas.

El principal beneficio de la hipoteca a tipo fijo es que la cuota se mantiene estable, y siempre se sabe la cuota que vas a pagar, sin influir en ella las posibles subidas o bajadas de los tipos de interés.

Como contrapartida, el tipo de interés en el momento de contratar la hipoteca es más elevado y el plazo máximo de amortización es más corto que en las hipotecas de interés variable. En algunos casos, las comisiones por amortización parcial y total también son más altas, por lo que cancelar la hipoteca anticipadamente es más caro.

Hipotecas a tipo variable

La hipoteca a tipo variable se diferencia del resto ya que el tipo de interés fluctúa durante el plazo que dura el préstamo hipotecario, según una serie de términos que se especifican en el momento de firmar el contrato con la entidad bancaria. El tipo interés se compone del índice del Euribor en la mayoría de los casos.

Del modo contrario a las hipotecas fijas, en las variables si se da el caso de que bajen los tipos de interés los clientes se beneficiarán pagando unas cuotas inferiores, sin embargo, si se da la situación donde los tipos de interés se ven incrementados, las cuotas a pagar también serán más altas. Por tanto, este tipo de hipotecas no te ofrecerán la misma seguridad que las hipotecas de tipo fijo.

A favor de las hipotecas variables cabe destacar que tienen periodos de amortización más amplios, llegando a los 40 años, y comisiones más bajas que otros tipos de hipotecas. La mayoría de las hipotecas que se firman en España son de interés variable.

Hipotecas a tipo mixto

Estas hipotecas se caracterizan por tener un plazo a tipo fijo, este periodo suele ser entre los 3 y 10 primeros años del contrato, por lo que durante ese período la cuota será estable durante todos los meses.

Una vez cumplido el plazo firmado con el acuerdo de la entidad bancaria con el cliente, se fija el tipo de interés variable, en el que las cuotas varían según la evolución del índice de referencia, Euribor o IRPH).

El beneficio principal de esta hipoteca es que ofrece la tranquilidad de asegurar una cuota fija durante los primeros años del préstamo, un periodo en el que el esfuerzo económico del comprador para afrontar los pagos mensuales suele ser mayor.

Artículos de interés: ¿qué tipo de casa me puedo comprar con mi sueldo?

 

Tasación Oficial de Viviendas

Precio Más Bajo del Mercado en sólo 2 Pasos Con Garantía Hipotecaria

Entonces… ¿Qué tipo de hipoteca escojo?

Una vez conoces las diferencias principales entre los tres tipos de hipotecas más solicitado en nuestro país deberás tener en cuenta realizar un estudio previo de las ofertas antes de firmar, puesto como el periodo de amortización es tan extenso, todos los detalles son importantes, pues pueden suponer un ahorro de una gran cantidad de dinero a lo largo de los años.  

La mayoría de las hipotecas firmadas en España son de tipo interés variable, sin embargo, las de tipo fijo han ido creciendo en los últimos años. Es importante que sepas que no existe un tipo de hipoteca mejor o peor, sino que dependerá mucho de tus preferencias personales: de si buscas la certeza de una cuota constante o la menor cuota posible, aunque esta pueda subir en el futuro.

Los lectores han llegado a este artículo buscando:

¿Qué documentos se necesitan para vender un piso?

 ¿Cómo saber si una vivienda tiene licencia turística?