Hoy por hoy, 465.635 viviendas nuevas siguen sin venderse valoracion.es

Debemos remontarnos a antes de que saltara la burbuja inmobiliaria para conocer cómo funcionaba el mercado inmobiliario en España.

La buena situación económica y laboral del país hizo que se disparase la construcción de viviendas, aunque entonces ya se barajaba la conjetura de que los datos de ventas y precios de ese momento no se mantendrían por mucho tiempo.

Una construcción -promoción de viviendas oscila entre los 18 y 24 meses de promedio cuando son obtenidos todos los permisos y licencias, lo que supone que no sea fácil parar el proceso cuando éste se encuentra en plena obra. Esto conlleva a explicar que los promotores ante la recesión optasen por terminar las obras comenzadas e intentar venderlas, no obstante, en algunas zonas de España es muy corriente observar muchas obras inacabadas.

Fuente: Cinco días

http://cincodias.com/cincodias/2014/11/20/economia/1416507669_450258.html