Da igual si es la primera vez que estás en busca de un piso de alquiler o si ya eres inquilino y estás buscando cambiar de piso. En ambas situaciones debes tener en cuenta que hay muchos aspectos que valorar para elegir tu piso de alquiler ideal.

Acertar no va a ser una tarea fácil y muchas veces ocurre que, cuando ya llevas unas semanas viviendo en tu nuevo piso, te vas dando cuenta de los defectos o incomodidades importantes de los cuales no te habías percatado antes.

En este artículo de nuestro blog, te vamos a dejar una guía con los principales aspectos que debe tener tu piso de alquiler, te ayudaremos a valorar todas las características que debe tener un buen piso de alquiler para que, antes de firmar el contrato con el casero, no te olvides de preguntarle nada.

Conoce el valor de tu vivienda GRATIS

En solo 3 pasos y en menos de 1 minuto

¿Qué debes tener en cuenta antes de alquilar un piso?

Al final, lo principal a la hora de convertirte en inquilino es saber que vas a poder pagar el piso todos los meses al propietario, por ello una de las primeras cosas que te serán solicitadas será demostrar que eres solvente, pues no solo deberás pagar el alquiler mensualmente, también las facturas de agua y luz, la fianza y el primer mes por adelantado. Además, si has encontrado el piso a través de una inmobiliaria, tendrás que pagar los gastos que te soliciten, lo que suele ser un mes de alquiler íntegro para ellos.

También, antes de comenzar la búsqueda deberás plantearte algunas preguntas con la finalidad de tener las cosas claras y realizar una búsqueda más optimizada. Las preguntas que debes hacerte son las siguientes:

¿Para cuánto tiempo deseas alquilar el piso?

En la mayor parte de las viviendas de alquiler te piden una estancia mínima de un año, aunque también hay ofertas para tiempos más cortos. Ten en cuenta que en caso de firmar el contrato de alquiler para un año y desees rescindir de él, el propietario podrá pedirte una indemnización.

¿Cuánto dinero puedes pagar al mes por un piso de alquiler?

En función de tu renta deberás poner un límite de alrededor del 35% de tus ingresos mensuales para destinarlos al alquiler o incluso menos en caso de tener hijos o otros grandes gastos a los que hacer frente a final de mes.

¿Tienes la documentación necesaria?

Lo común que solicitan todos los caseros son el documento nacional de identidad o permiso de residencia en caso de ser inmigrante y algún documento que demuestre tu solvencia, en este apartado lo normal es que te soliciten las últimas nóminas.

Tasación Oficial de Viviendas

Precio Más Bajo del Mercado en sólo 2 Pasos Con Garantía Hipotecaria

Una vez tengas las respuestas a estas preguntas, puedes comenzar la búsqueda de tu piso ideal de alquiler y que se adapte a tus necesidades. Aquí te dejamos los consejos necesarios para que elijas y no te equivoques:

 

Muévete y no te quedes con el primero que veas

Encontrar un piso que se adapte a tus necesidades puede convertirse en una tarea muy complicada, sobre todo en las grandes ciudades, donde existe una alta demanda. Puedes escuchar a personas que te cuenten que en una semana han encontrado el piso de sus vidas, pero tranquilo, esto para una vez entre un millón. Lo más normal es que te cueste más semanas y vayas haciendo cuentas y puntuando en función de características como ubicación, luminosidad, equipación, antigüedad, etc. Por eso deberás moverte y conocer muchos pisos para llegar a la conclusión de cual es el más adecuado para ti.

Regístrate en los portales inmobiliarios

Este paso es fundamental para encontrar una vivienda de alquiler en España, pues todos los caseros e inmobiliarias suben a estas plataformas todas las viviendas puestas en alquiler con sus fotos, descripciones y precio.

Además, en este tipo de plataformas existen filtros para personalizar tus búsquedas, de este modo podrás ajustarla a tus necesidades de precio, número de habitaciones, barrio, etc.

También es muy útil suscribirte a sus boletines para que te en función de las preferencias que tu has seleccionado previamente, te manden las viviendas que van publicando semanalmente y las ya publicadas que han bajado sus precios.

La importancia de la ubicación de tu vivienda

No solo la zona, pues está claro que las zonas consideradas como “buenas” van a tener un precio más elevado que las zonas menos “buenas”, del mismo modo que ocurre con las zonas más céntricas de las ciudades.

Por estas razones, debes tener en cuenta como son las conexiones en transporte público, si puedes ir andando al centro y al trabajo, en caso de tener coche cuánto te gastarías en gasolina al mes para acudir a tu puesto de trabajo, que servicios tienes cerca, si tienes supermercados, zonas verdes, etc.

Del mismo modo que deberás valorar los aspectos positivos de alrededor de la vivienda, deberás analizar los negativos, por ejemplo, si hay mucho ruido, si tiene locales justo debajo donde haya música hasta las tantas o multitud de personas en tu portal, como son tus vecinos, si son estudiantes, trabajadores o familias, si son personas ruidosas o no, etc.

Valora todos los aspectos de la comunidad de vecinos no únicamente el piso donde vas a vivir

A la hora de la visita a un piso, fíjate bien en todas las características de la comunidad de vecinos, para ello puedes acudir con una lista e ir apuntándolo. Alguna de las características más importantes son los gastos de la comunidad, que normalmente los paga el propietario, pero no está de más dejarlo claro antes de arrendar la vivienda, si tiene ascensor, si tiene algún aspecto destacable como placas solares, piscina, gimnasio, etc.

Realiza un listado de pros y contras y puntuaciones

Te servirá de gran utilidad contar con un listado de pros, contras y puntuaciones de cada piso que visitas, pues cuando lleves varios pisos visitados tendrás la cabeza hecha un lio y no te acordarás de los detalles con los que contaba cada piso y este listado te facilitará la tarea de elegir que piso es el que mejor se adapta a tus necesidades. 

Ya hemos llegado al final del artículo, desde valoración.es esperamos que esta guía con los consejos necesarios a tener en cuenta antes de alquilar un piso te haya servido de ayuda.