Tan importante como el Certificado de Instalación de Gas (Boletín de Gas) o el de Eficiencia Energética de la vivienda es el Certificado de Instalación de Aguas, también conocido como Boletín de Aguas. Hoy te voy a hablar de ello.

Lo cierto es que al Certificado de Instalación de aguas también se le conoce como Certificado de Instalación de fontanería o Certificado de fontanería a secas. Y por supuesto con el nombre más genérico de boletín de aguas. Se le llama de esta última forma por que antiguamente el formato que tenía este certificado era parecido a un boletín (una tarjeta pequeña).

Conoce el valor de tu vivienda GRATIS

En solo 3 pasos y en menos de 1 minuto

¿En qué consiste el certificado de instalación de aguas?

Como ocurría con el boletín de gas, el certificado de instalación de aguas es el documento oficial que asegura que la instalación está correcta para poder dar suministro de consumo de aguas. Este documento está basado en un informe técnico realizado por un perito especializado para ello.

Gracias a la supervisión de ese experto se puede asegurar que en el local o vivienda en cuestión todo está correcto para poder instalarnos el suministro de agua con seguridad. Tanto nosotros mismos como propietarios o arrendatarios de dicho local, como las administraciones públicas y la propia empresa suministradora de agua se aseguran así de que todo está en regla y no habrá problemas por deficiencias.

La suministradora de agua necesitará de dicho boletín para poder dar de alta el servicio y comenzar a proporcionarnos el agua que necesitemos.

Tasación Oficial de Viviendas

Precio Más Bajo del Mercado en sólo 2 Pasos Con Garantía Hipotecaria

¿Cuándo es necesario el boletín de aguas?

El Certificado de Instalación de aguas es necesario en cualquier vivienda de nueva construcción si se quiere disfrutar de suministro de agua. Será imprescindible, por lo tanto, en todas las viviendas nuevas, pero en otro tipo de viviendas o locales de segunda mano también podría ser necesario si se dan las siguientes circunstancias:

 

  • Viviendas de segunda mano por nueva ocupación. Si el anterior propietario había dado de baja el servicio el nuevo ocupante de la vivienda o del local necesitará volver a solicitar un certificado de instalación de aguas.
  • En caso de modificaciones importantes. Si realizamos una modificación importante en la instalación de aguas también será conveniente tener un nuevo certificado. Si hemos modificado el recorrido de las tuberías, por ejemplo, o modificado los enganches con la red general.
  • Separación de suministro de aguas. Si en un local o vivienda se procede a una separación de la instalación para tener dos suministros distintos (en caso de división de una parcela o vivienda, por ejemplo). En este caso necesitaremos hacer un certificado de aguas de las dos divisiones resultantes y también de la parte común. Esta es una situación que ocurre a menudo en comunidades de vecinos en las que se tenía un único contador de agua para todos los vecinos y se procede a la división para que cada vecino tenga su propio contador independiente. En este caso se necesitará un certificado de instalación de aguas por cada una de las viviendas y otro por la zona general del circuito comunitario.

El boletín de aguas en viviendas nuevas

 Obviamente el caso más evidente en el que se necesita el boletín de aguas es en viviendas de nueva construcción. Al ser una vivienda o local nuevos se necesitará sí o si dicho certificado. Sin él nunca podremos dar de alta el servicio de suministro de agua con la compañía de abastecimiento de agua.

En el caso de que se trate de viviendas comunitarias o bloques de viviendas se necesitarán dos tipos de boletín de agua:

  • Un certificado o boletín por la parte de la red de suministro de agua que conecte la general con las distintas viviendas individuales.
  • Un certificado de instalación de aguas por cada una de las viviendas individuales incluidas en dicha comunidad.

¿Qué datos tiene el certificado de instalación de aguas?

El certificado lo que hace es comprobar que la instalación de suministro de aguas de la vivienda cumple con la legislación vigente y con los requisitos técnicos marcados por las administraciones.

Por lo tanto, un certificado de aguas recogerá los datos básicos de la instalación:

  • Ubicación y emplazamiento.
  • Datos del titular de la instalación.

También los datos referentes a la parte técnica, como son:

  • Empresa instaladora. La empresa que ha llevado a cabo las obras de instalación.
  • Uso y destino de la instalación: si es para uso comercial, si se trata de una vivienda u oficinas, etc.
  • Ubicación de los distintos elementos en la instalación: duchas, lavabos, grifos, etc.
  • Características técnicas: tales como diámetros de los tubos utilizados, diámetro del contador, etc.

¿Cómo conseguir el boletín y validez?

Para conseguir el boletín de aguas hay que contactar con un instalador autorizado y con la documentación de instalador convenientemente en regla.

Este técnico fontanero especializado, previa contratación por nuestra parte, será quien visite nuestra vivienda o local. Hará la supervisión de la instalación y comprobaciones técnicas necesarias y con dicha información elaborará el correspondiente Certificado de Aguas.

Una copia del mismo se nos pedirá a la hora de dar de alta el suministro con la compañía de aguas e incluso puede ser exigido por las administraciones en determinados trámites.

Al igual que ocurre con otro tipo de certificados de este tipo, el boletín de aguas no caduca salvo excepciones.

En sí no tiene una validez temporal determinada, se mantendrá vigente y válido mientras que la instalación inicial no sufra modificaciones. Si no hacemos cambios en la instalación durante años el boletín seguirá siendo válido.

Pero en cuanto hagamos alguna modificación de la instalación o demos en algún momento de baja el suministro de agua ya ese boletín pasará a estar caducado. Necesitaremos hacer uno nuevo actualizado.

En cualquier caso, tanto para la presentación del certificado de instalación de aguas por primera vez como en las siguientes ocasiones en que caduque, cada Comunidad Autónoma tiene su propia regulación.

Deberás consultar con ellos cómo proceder para proporcionarles el nuevo boletín de aguas para hacer las cosas correctamente. Los técnicos especialistas suelen conocer perfectamente la legislación vigente en su comunidad y municipio.

Boletín de gas. ¿Qué es?

¿Qué es una bajante?